Abrió Jagüel, el primer patio parrillero de la ciudad

Abrió Jagüel, el primer patio parrillero de la ciudad

En este nuevo rincón de Palermo, la parrilla se ofrece en un nuevo formato: una selección de carnes de la más alta calidad del mercado a un valor accesible para ordenar y retirar desde la barra. Así también, cuenta con una barra de ensaladas estilo Ottolenghi y una elección de vinos de bodegas boutique, con excelente relación entre precio y calidad.

Árboles, enredaderas y mucha amplitud conforman el escenario de Jagüel, el primer patio parrillero de la ciudad.

Abrió Jagüel, el primer patio parrillero de la ciudad

El nuevo espacio de los primos Nicolás Wolowelski y Juan Martín  Migueres invita a disfrutar de la carne argentina bajo un nuevo formato. Al cruzar un gran portón de madera sobre la calle Gorriti, se degustan carnes de la más alta calidad del mercado a un precio accesible y mediante un self service, es decir, sin servicio de mesa: el cliente ordena y retira en barra. Para acompañar, ensaladas que sorprenden y vinos de bodegas boutique, que también están seleccionados bajo el concepto best value.

La propuesta consta de mesas y bancos de maderas, ideales para compartir con grupos de amigos y en familia. Están dispuestas en uno de los puntos atractivos de este nuevo spot:  un gran patio verde, que en invierno está calefaccionado y protegido por toldos, con altos árboles y paredes recubiertas de enredaderas, césped y un gran pasillo de durmientes que parecen convertirlo en un pequeño pulmón en Palermo. De noche, la cálida iluminación y la música rock / indie potencia el ambiente relajado de este increíble jardín.

Abrió Jagüel, el primer patio parrillero de la ciudad

Los comensales también pueden optar por comer en el interior con mesas de dos o más personas, un sector que también tiene mucha vegetación natural. Es aquí donde se encuentra el corazón de Jaguel: una gran parrilla, junto a un horno a leña que complementa a las sabrosas carnes con guarniciones cocidas en su interior. Está a la vista tras una amplia barra que permite ver el ir y venir de los parrilleros y las elaboraciones calientes. En dirección perpendicular, se dispone una segunda barra iluminada por amplias pantallas de mimbre, donde se exhiben ensaladas frescas, preparadas para cada servicio, y la cava de vino.

La carta, corta y con una minuciosa selección de productos, fue diseñada por el chef Dan Alterman, que cuenta con una destacable trayectoria. Propone sabrosas entradas, como las cremosas Croquetas de morcilla rebosadas en panko, servidas con alioli, salsa criolla y medio limón asado ($100), las jugosas Empanadas de carne (roast beef) cortada a cuchillo con masa de elaboración propia y cocida al horno de barro ($40) o la Provoleta, dorada por fuera y muy blanda por dentro, con tomates confitados y chimichurri ($140).

Abrió Jagüel, el primer patio parrillero de la ciudad

Las ensaladas son otros must del lugar, con una amplia variedad y con la posibilidad de combinar gustos, en porciones de 250 gramos (dos sabores a $150) y de 500 gramos (4 sabores a $250). Se lucen propuestas siempre elegidas por los argentinos como la de Papa con huevo y otras muy creativas y especialmente sabrosas como la de Cous Cous con damasco, ciruelas, almendras, cilantro, tomate y cebolla morada, la de Remolacha con manzana, apio y thahine o la de Lentejas, arroz aromático crocante con cebolla frita, entre otras que irán variando según su estacionalidad.

Para el plato principal, entre las carnes pueden ordenarse cortes insignia de la parrilla argentina, como la Entraña (250 gr a $260) y el Ojo de bife (350 gr a $300), u otros más inusuales, como la Arañita (300 gr a $220), entre otros. Con un leve ahumado que aporta la leña, todas las carnes se acompañan con una papa aplastada. Además, todos los días cuentan con una opción kosher.

También se destaca que sus panificados son caseros, como el pan francés de masa madre de su choripán y su sándwich de ojo de bife y el pan de campo (también hecho con masa madre) que se sirve con manteca saborizada.

Abrió Jagüel, el primer patio parrillero de la ciudad

Los postres también son representativos de la cocina argentina, entre ellos los muy sabrosos Flan de Dulce de Leche con crema ($100) y Frutas quemadas, cocidas en el horno de barro y desglasadas con torrontés, con crema ($150). Y como frutilla del postre, en los próximos meses el local contará con producción interna de helados, para montar dentro de sus puertas una heladería artesanal de doce sabores.

Para beber se destaca la selección de vinos de bodegas boutique, como Traslapiedra, Finca Suárez, Manos Negras, Desquiciado, Tinto Negro, Tupun, Anko-Flor de Cardón, entre otros, ofrecidos en copa y botella. También se incluyen opciones de cervezas.

JAGUEL, carnes y vinos
Gorriti 5870, Palermo
Martes a sábados desde las 18.30 al cierre. Domingos de 12.30 a 17.30
Early dinner hasta las 19:45: 35% de descuento.
Precio Promedio: $370
Cantidad de cubiertos: 200.

Abrió Jagüel, el primer patio parrillero de la ciudad
Abrió Jagüel, el primer patio parrillero de la ciudad

Comentarios Facebook