El juego del calamar se podría convertir en la serie más popular de la historia de Netflix

Si todavía no viste, o más aún, si todavía no escuchaste hablar, o viste alguna imagen o meme en las redes referida a «El Juego del Calamar», podría decirse que vivís en una burbuja, fuera de la matrix o en una nube de pedos. La serie llegó a Netflix a mediados de septiembre y, pasadas dos semanas, se ha convertido en un verdadero fenómeno. De hecho recientemente el propio co- CEO de Netflix, Ted Sarandos, comentó que Squid Game, como es conocida la serie en inglés, podría convertirse en la serie más vista de la historia del streaming.

Netflix no suele revelar sus cifras de audiencia, sin embargo, durante los últimos meses planteó que Bridgerton sería su serie más popular ya que 82 millones de cuentas vieron al menos 2 minutos de su propuesta durante sus primeros 28 días en plataforma. Pero el reinado del programa basado en las novelas de Julia Quinn podría estar en peligro ya que, según Sarandos, El juego del calamar podría quedarse con el título de la serie más popular de Netflix si mantiene su desempeño durante las próximas semanas.

“Hay un programa en Netflix en este momento que es el número uno a nivel mundial. Se llama El juego del calamar”, comentó Sarandos en una conferencia (vía CNET) . “El juego del calamar definitivamente será nuestro programa en idioma no inglés más grande del mundo, sin duda. (Y) hay una muy buena posibilidad de que sea nuestra serie más grande de todos los tiempos”.

En esta serie surcoreana, más de un centenar de personas que tienen problemas económicos aceptan un curioso reto. A cambio de dinero deben de participar en un concurso de supervivencia basado en juegos infantiles cuyo premio no solo es salir con vida, también hay un premio de 45 600 millones de wones.

El nombre de la serie tiene su origen en que los participantes tienen que dibujar diferentes figuras geométricas en el suelo que, en su conjunto, parecen tener la forma de un calamar. El ganador del juego es el que consigue atravesar al defensor y penetrar en la cabeza del calamar.

Comentarios Facebook