Chingu Containers. El Konex en Alquiler

Chin Gu Containers Konex

¿Sos capaz de involucrarte en actividades de dudosa legalidad? ¿Querés ser partícipe de reuniones clandestinas?

El lunes 7 de enero Twitter se vio invadido por una noticia y una incógnita: un aviso en un conocido portal inmobiliario anunciaba que parte del Konex estaba en alquiler. En pocos minutos, el hashtag #KonexEnAlquiler copó todos los timelines cuando los usuarios comenzaron a preguntarse qué estaba pasando con el espacio cultural.

Chin Gu Containers Konex
Con el correr de las horas, se supo que Chin Gu Containers, una empresa de origen oriental, alquiló una parte de Ciudad Cultural Konex para ubicar su depósito. En los horarios en que la empresa no funciona, la Señorita Chin Gu subalquila los contenedores vacíos para la realización de actividades clandestinas.

Desde el 9 de enero, comprando una entrada, el público podrá participar en estos encuentros de dudosa legalidad. Así hace su presentación en sociedad Chin Gu Containers: una experiencia única de teatro inmersivo que pone a prueba la complicidad del público.

Chin Gu Containers Konex
Chingu Containers es una innovadora experiencia interactiva de encuentros secretos que pondrán a prueba la complicidad del público.
Precio de entradas: $500 | Promo grupal: 4 entradas por $1500
A la venta en chingucontainers.com

Recomendado para mayores de 16 años.
Miércoles 9 a las 20 y 21:30 hs.
Jueves 10 a las 20 y 21 30 hs.
Viernes 11 a las 23 hs.
Sábado 12 a las 20, 21:30 y 23 hs.
Miércoles 16 a las 20 y 21:30 hs.
Viernes 18 a las 23 hs.
Jueves 24 a las 20 y 21:30 hs.
Viernes 25 a las 23 hs.
Sábado 26 a las 23 hs.

ENCUENTROS

chin gu containres konex (1)El Club de Fans
El cantante Nico Labouquet es único. Y sus fans también. ¿Son capaces de hacer cualquier cosa por él? ¡Claro que sí! En esta reunión van a demostrarle que pueden romper todos los límites para que conozca su amor infinito.

chin gu containres konex (2)La paciente
Cuando un profesional quiere ayudar a su paciente, ya probó todo lo imaginable y nada funcionó, se empiezan a considerar alternativas poco convencionales y más arriesgadas pero la desesperación es una mala consejera. El Dr. Heredia pide a sus colegas que lo acompañen a salvar a una persona. O quizás, a toda la humanidad.

Comentarios Facebook